6 proyectos de mujeres han sido elegidos por la ciudad de París para embellecer la ciudad

Embellecer nuestras calles. Repensar nuestra vida cotidiana. Este es el nuevo proyecto de la Ciudad de París que ha lanzado una convocatoria de solicitudes para rehabilitar 20 espacios de la capital. El arte se ha convertido en una respuesta a la mejora del espacio público para incluir a los usuarios y hacer un lugar más agradable. Entre los proyectos ganadores, 6 de ellos serán llevados a cabo por mujeres.

Feminismo, historia o juego, el espacio toma muchas formas y cada artista le encuentra una especificidad diferente. ¿Son nuestras ciudades igualitarias? ¿Vivimos en una ciudad del pasado que ya no se adapta a nuestras vidas contemporáneas? Tantas preguntas que estos artistas, arquitectos o diseñadores se preguntan a sí mismos para repensar nuestros espacios, nuestros movimientos y nuestras interacciones. El artículo presenta los proyectos de mujeres que se implementarán próximamente en la capital francesa.

Obras feministas en el barrio popular de Barbès


Se han seleccionado dos proyectos para mejorar el “paseo urbano” Barbès Rochechouart, debajo de las bóvedas del metro aéreo, incluido la propuesta de Randa Maroufi con el Instituto de culturas islámica. La artista ha estado trabajando en el proyecto “les intruses” (las intrusas) desde diciembre 2016. Comienza a partir de una observación sobre la ocupación predominantemente masculina de los espacios públicos, y utiliza la alteración de sujetos en su imagenes poniendo en escenas mujeres “intrusivas”. Juegan a las cartas, ven un partido de fútbol, ​​ocupan terrazas de café en los barrios que normalmente excluyen el género femenino. Si ya había ejecutado este proyecto en Bruselas, Maroufi propone volver a hacerlo en el popular distrito de Barbès, donde las mujeres quedan invisibles en los lugares que ella explora. Arriba del mercado que anima el vecindario todos los sábados, las fotografías del artista expondrá a las mujeres “intrusivas” para realzar su presencia en el espacio común.

Como el proyecto de Maroufi ocupaba un espacio pequeño, el jurado decidió mezclarlo con la propuesta del colectivo de mujeres Nacarat Color Design. Este grupo de 6 artistas coloristas propone instalar pantallas policromadas para crear un ritmo y un harmonia el espacio. Este proyecto complementa al de Randa Maroufi, mucho más social y político. El colectivo dirige su atencion en una cuestión de estética del lugar, para romper con los colores monótonos de la caminata. A través de varias secuencias, Nacarat Color Design ofrece una variación de la atmósfera que pasa por los cálidos símbolos de energía y vida, mientras que los colores más suaves hacen eco en el paisaje de la ciudad.

Este paseo urbano se vuelve profundamente femenino, reconciliando la presencia de las mujeres en el espacio público.

Espacios de diversión e interacción para todos

Junto a los colectivos Otra Ciudad y 1Week1Project, los artistas Sophie Picoty y Basco Vazko han designado un área de juego colorida para la calle peatonal Henri Desgranges. Esta instalación promueve el vínculo social, con un diseño gráfico que fomenta el intercambio y la idea de compartir en el espacio público. Partiendo de un sitio abandonado, poco frecuentado por los parisinos, el proyecto “Active Bercy” es un lugar diseñado para incitar la interacción entre los residentes. El uso de diferentes patrónes geometricos en el suelo tiene como objectivo, acompañar al visitante, y jugar con el espacio. Además de las formas cúbicas, las líneas libres interrumpen el pasillo y juegan con el contexto: entrada de edificios, tiendas, etc. “Active Bercy” reapropia una calle hostil para convertirla en un lugar para todos, que desarrolla un lenguaje social y cultural.

Con la misma idea de crear un espacio diversión, “le motif est dans le tapis” (El patrón es en la alfombra) es una tapete de concreto gigante. El visitor esta invitado a cruzar un enorme tablero de ajedrez. La holandesa Aam solleveld propone crear un espacio de ficción en un lugar real. El usuario es transportado fuera de su monótona vida cotidiana para infiltrarse en un campo de entretenimiento. Este nuevo paisaje ofrece una serie de formas geométricas y líneas curvas que se oponen, pero se conectan. Ella hace uso de patrones moriscos, ya conocidos, por el terreno aplicado en una configuracion arquitectónica nueva.

Instalaciones para recordar la historia.

También en la idea de estudiar el contexto para producir una obra, la sueca Noemi Sjöberg se inspira en la historia del puente Garigliano qué cruza el río la Seine. La famosa carrera de “la traversée de Paris à la nage” (cruzar Paris nadando) terminaba debajo de este puente donde se producirá este mural asombroso. La artista reproduce una foto de archivo de 1922, representando un buceador y compuesta por placas de cemento mate con diferentes tonalidades. La imagen es modificada y pixelada por Sjöberg, de modo que solo sea visible desde la orilla opuesta de la Seine. El buzo parece nadar en suspensión, como un recuerdo enterrado que flota en nuestra memoria.

La plaza Europe-Simone Veil es un lugar altamente histórico como su nombre indica, simbolizando a la vez la una figura emblematica del feminismo y la unión entre los paises europeos. Nathalie Junod Ponsard ha realizado varios obras en el espacio público. Esta vez propone invertir la rotonda del sitio con un trabajo luminoso que resulta en una reflexión, al mismo tiempo histórica y poética, que toma la forma de un collar de perlas brillantes. Esta instalación se desarrolla como una experiencia del espacio a tiempo real donde los colores cambian según la luz de los faros de los automóviles, del día o de la noche. Estas variaciones cromáticas circulan entre el sitio y los visitantes, e inducen una experiencia de la obra, modificada por el movimiento. Nathalie Junod Ponsard ofrece un trabajo contextual y cargado en iconografía.

El colectivo Nacarat Color Design ha sido asignado con un segundo proyecto, ubicado en el distrito 14 de París. Estos artistas buscan revivir espacios, cuestionar el “genio del lugar” para resaltar su historia y sus características arquitectónicas. El objetivo no es solo mejorar el sitio, sino contar una nueva historia. Llamada “ode à l’amour et à la création” (oda al amor y la creación), esta obra es una celebración a dos artistas de diferentes épocas. Por un lado, es una “oda a la creación” de la arquitectura posmoderna de Mandini. Y, por otro lado, una “oda al amor” a Bernard de Vendadour, nombre de la calle y famoso trovador del siglo XII. Nacarat Color Design da una nueva identidad, una nueva experiencia a este lugar mediante la creación de mosaico policromado, manteniendo el patrimonio arquitectónico y poético de este espacio.

Entre clítoris gigante y fanfarria feminista: retorno sobre el festival suizo Les Créatives


La 14ª edición del festival suizo Les Créatives se finalizó el 25 de noviembre. Chola Magazine quería regresar a hablar sobre el primer festival de arte multidisciplinario feminista en Europa.

Una foto de una charla en el festival Les creatives en suiza.

Si nos parece importante hablar de este festival interdisciplinario, es porque aborda el feminismo de manera transversal tanto en el nivel del arte como en temas sociales. La violencia contra las mujeres y las desigualdades en la sociedad están presentes en todo el mundo. Les Créatives proponen promover el arte femenino demasiado ocultado, poco publicitado, pero, sin embargo, más presente de lo que uno cree. Así, músicos de todos los orígenes, pero también bailarines, acróbatas, pintores,ocuparon la escena artística suiza en torno a 57 eventos en salas de conciertos, lugares culturales y la calle.

“Les Créatives es una fiesta, pero también un grito. Una celebración de la creación artística femenina y un grito de alerta por más igualdad “.

Placer & sexualidad

El festival se abrió acerca del tema del placer femenino. Un tema que a menudo no nos atrevemos a abordar por falta de conocimiento del sexo femenino, por prejuicios o simplemente por temor a ser juzgadas. El clítoris, órgano central del deseo femenino, está en el centro delos debates durante la noche de inauguración con una escultura inflable, llamada “cli-cli”, de 7 m en la entrada del edificio. Odile Fillod, investigadora que diseñó el primer modelo de clítoris para imprimir en 3D, fue parte de la mesa redonda, después de lo cual fue transmitido un ciclo de películas sobre la sexualidad que explora la pluralidad del placer femenino y la feminidad.

Escultura de un clitoris “cli-cli”

La calle como lugar de creación

Lo que es interesante en la manifestación cultural de Les Créatives es el uso de un espacio muy heterogéneo, incluido la calle. Los espacios públicos son lugares donde las mujeres están directamente expuestas a la agresión, la desigualdad y la presión masculina. El festival ofrece una serie de eventos llamados “la calle es nuestra” para preguntarse y encontrar soluciones para un espacio común más igualitario y promover la ocupación del espacio público por parte de las mujeres. La ilustradora Berénice Milon intervino en los refugios de 3 paradas de tranvía con dibujos que representan a mujeres de todas las edades y orígenes. Este trabajo fue sin embargo víctima de lo que el festival intenta rechazar. De hecho, cada noche durante el festival, unos individuos garabateaban a los dibujos de mujeres negras, un acto muestra la falta de respeto constante que reciben las mujeres de color en la calle.

Si el festival se enfoque en las mujeres, la programación está orientada a un público variado de todas edades, y géneros. Esta pluralidad de audiencias fue un éxito, y eso gracias a una serie de eventos creada para todos los gustos. Por otro lado, los talleres como los de danza y rap estaban una audiencia predominantemente dirigidos para un público femenino. Las mesas redondas también reunieron a figuras femeninas como investigadoras, bloggers y otros acerca de diversos temas, como la presencia de mujeres en Internet, pero también “¿Cómo convertir la ciudad en una ciudad para las mujeres? “.

El Festival Les Créatives es también un movimiento de protesta contra el racismo perseverante hacia las mujeres de color. Durante la jornada de clausura, la fanfarria de “30 nuances de noir(es)” se suma a las reuniones feministas del Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer. El 24 de noviembre de 2018, muchos eventos se llevaron a cabo en varias ciudades del mundo. En Ginebra, esta compañía camina por la marcha entre la percusión, el jazz, el waacking y los bailes en favor de una energía feminista. Al mismo tiempo, se organizaron talleres de canto y danza afroamericanos.

Este ejemplo de festival feminista da un impulso de esperanza. Esperamos que otras iniciativas de esta magnitud continúen existiendo o se creen en los próximos años en América Latina.

¿Dónde están las mujeres en el arte ?

¿Dónde están las mujeres* en los libros de historia del arte? ¿Dónde están las mujeres en los movimientos urbanos como el graffiti, o el skate? Las figuras femeninas en las artes existen, pero han sido ignoradas a lo largo de la historia, y hoy son testigos de una baja cobertura mediática.

* Mujeres en general: cisgenero, trans, no binario

Cuando comencé este proyecto de revista, mi lista de artistas femeninas en las artes urbanas era corta. Me preguntaba cómo sería posible escribir artículos cada semana sobre este tema. Después de una extensa investigación y largas discusiones, la lista se ha expandido a todo el mundo y existen muchas iniciativas de mujeres, incluso en países donde la cultura es muy conservadora sobre la presencia femenina en la calle.

La misión de Chola Magazine es ofrecer una plataforma para presentar el trabajo de las mujeres en todo el mundo, pero también la escena peruana local. A través de una serie de reflexiones, retratos y reportaje, las mujeres están en el centro de atención para recuperar la visibilidad perdida hace mucho tiempo. Cuando revisamos nuestros clásicos de la pintura, el cine o la música, pocas mujeres han dejado su marca. De hecho, la sombra masculina cubre la mayor parte de la historia, llenando los libros y las películas icónicas de la historia.

Chola Magazine también habla de la cultura urbana en general con temas de moda, identidad, ecología, y otros temas sociales. Con cuestionamiento sobre la sociedad, una ciudad más sostenible, la revista quiere sensibilizar sobre asuntos muy importante en el mundo contemporáneo. Como ciudadano o artista, es necesario ser consciente de nuestro entorno y respetarlo.

Sin querer cambiar el juego y poner a las mujeres en el centro de las preocupaciones sociales, queremos reequilibrar el problema de género en el espacio urbano y las artes. El sexo masculino también está invitado a participar, proponiendo proyectos artísticos de genero mixto. Nuestro equipo también involucra tantas mujeres que hombres porqué creemos qué es la mejor manera de cambiar las injusticias, qué luchar junt@s.